El recurso de protección es una herramienta judicial que la Constitución establece para  proteger  a las personas  cuando se está en presencia de una perturbación, privación o amenaza en el ejercicio de sus derechos fundamentales.

Este recurso se presenta ante la Corte de Apelaciones respectiva, y existe un plazo de 30 días para ejercerlo, contados desde la acción u omisión arbitraria o ilegal  que le da origen.

Existe una amplia gama de derechos y garantías que se protegen mediante el Recurso de Protección:

  • El derecho a la vida.
  • La igualdad ante la ley,
  • El respeto y protección de la vida privada, la honra y los datos personales de una persona o de su familia.
  • La inviolabilidad del hogar o de toda forma de comunicación privada.
  • Protección de la salud y la posibilidad de  elegir libremente  el sistema de salud al cual desea acogerse una persona.
  • Libertad de Enseñanza
  • Libertad de emitir  opinión y de informar.
  • Derecho  a reunirse pacíficamente  sin permiso previo y sin armas.
  • Derecho de asociación.
  • Libertad de Trabajo
  • No discriminación arbitraria del Estado en materia  económica.
  • Libertad para adquirir el dominio de toda clase de bines.
  • Derecho de propiedad sobre toda clase de bienes.
  • Libertad de crear y difundir las artes y el derecho de autor sobre sus creaciones intelectuales.

Procedencia:

Si existe una acción u omisión  que sea arbitraria o ilegal, proveniente del Estado, sus instituciones o de particulares, que signifiquen una privación, perturbación o amenaza en el ejercicio de alguno de los  derechos o garantías señalados precedentemente, puedes interponer el recurso dentro de los 30 días contados desde la ejecución del acto o la ocurrencia de la omisión ilegal, cuando se pudiere comprobar  fecha, o desde que se tuvo conocimiento o noticia cierta de las mismas. Podrá interponerlo el afectado o cualquiera a su nombre. Podrá pedirse  a la Corte de Apelaciones respectiva (donde ocurrió el hecho u omisión ) que dicte una orden de no innovar, para que se paralice de. forma inmediata la perturbación, privación o amenaza. Una vez el Tribunal toma conocimiento del recurso  de protección, solicita informes a la institución o persona recurrida. Dicta una sentencia  que puede rechazar el recurso  o  puede acogerlo, ordenando que se restablezca  el  derecho afectado .

Escribe tu consulta:

Si consideras que están siendo vulnerados tus derechos  fundamentales,  y existe  una privación, perturbación o amenaza, escríbeme para poder estudiar tu caso y  evaluar la procedencia del recurso de protección